Posteado en noviembre 2013

Cuando llega el frío

Cada día nos es más complicado saber en qué estación nos encontramos, pues el tiempo como podéis ver va variando año tras año. Se puede decir que hemos tenido un otoño tardío y una llegada inminente del frío.

En esta época del año es cuando debemos hacer una puesta a punto a nuestra piel para protegerla durante todo el invierno de los agentes externos como el viento o los cambios bruscos de temperatura. Siempre que queramos realizar una acción específica en nuestra piel, nuestro consejo es oxigenar y renovar revitalizando sus funciones, de este modo, conseguiremos retirar el exceso de células muertas y ayudar a que los productos cosméticos que apliquemos posteriormente lleguen a capas más profundas. Los resultados van a ser potenciados y más duraderos.

Hay que recordar también nuestro cuidado interno, reforzar nuestro sistema inmunológico para preservarnos de resfriados interminables. Es bueno aumentar el nivel de vitaminas en nuestro cuerpo tomando frutas y bebiendo zumos, así como aprovechar los últimos rayos de sol (siempre con protección solar media-alta), lo cual también favorecerá que el pelo y las uñas sean más fuertes.

El reloj se atrasa, acortando la luz del día. Esto afecta a nuestro organismo y a nuestros horarios. El ejercicio físico nos ayudará a recuperarnos ya que hace que liberemos endorfinas, las encargadas de proporcionarnos buen humor y también nos ayuda a mejorar nuestro sistema sanguíneo. Con el movimiento de nuestro cuerpo mejoramos la circulación y la oxigenación de los tejidos, dando como resultado una piel más saludable y un tono muscular más fortalecido.

Etiquetas , , , ,